1948

Antonio Balma, conocido en todo el mundo como el padre del aire comprimido, estableció una pequeña fábrica de compresores en Turín llamada “BALMA Compressori”. La historia comienza.

1952

Enzo Fini instala una planta de producción de motores eléctricos y compresores de aire en Bolonia llamada “FINI Elettro costruzioni meccaniche”.

  • Share:

admin

Leave A Reply